9 Pasos para detectar la infidelidad financiera | Ep 233 Potencial Millonario por Felix A. Montelara en Audio Dice Network en Español (Spanish)

Por Trent Hamm
Para el articulo completo pase por:thesimpledollar.com

Traducido por: Felix A. Montelara

La infidelidad financiera es una de las cosas más peligrosas que pueden ocurrir en un matrimonio. Cuando un cónyuge está haciendo movimientos financieros significativos sin el conocimiento del otro, pone en peligro el futuro financiero de ambas personas y muestra un desprecio por las partes más fundamentales de un matrimonio saludable: la confianza y la comunicación.

La infidelidad financiera puede simplemente arruinar un matrimonio cuando se descubre. Cuando un socio descubre un resumen de la tarjeta de crédito que se carga hasta el límite sin saber que esa tarjeta existió, su confianza para con su socio y su idea de seguridad financiera se descartan simultáneamente.

El aspecto complicado de la infidelidad financiera es que a veces puede ser muy difícil de detectar. Puedes tener la sensación de que algo anda mal con sus finanzas, pero descubrir qué está mal puede ser un verdadero desafío.

Aquí hay diez signos potenciales de infidelidad financiera. La presencia de uno o dos de estos no indica directamente un problema, pero si ve una variedad de estas cosas y aparecen persistentemente, debe considerar dar algunos pasos en respuesta (ver a continuación).

Encuentra declaraciones para una tarjeta de crédito que no sabe nada sobre

Esto significa, por supuesto, que su cónyuge tiene una tarjeta de crédito, presumiblemente con un saldo, que él o ella decidió no contarle. El gasto en esa tarjeta estaba ajeno a ti, al igual que las tasas de interés. ¿Por que eso es un problema? Alguien tendrá que pagar esa tarjeta. El dinero para esa recompensa tendrá que salir directamente del presupuesto familiar de alguna manera. También es una indicación de deshonestidad indirecta (como mínimo), ya que su pareja no le informa sobre los gastos significativos.

Si alguna vez encuentras una declaración de tarjeta de crédito de la que no sabía nada, lo primero que haría sería fotocopiar y regresar la a donde la encontró. Luego, estudiaría los gastos para comprender lo que realmente estaba sucediendo, y lo seguiría con una reunión con su esposa.

Usted ha sido eliminado de una tarjeta de crédito conjunta

Si usted es un usuario autorizado en una tarjeta de crédito con su cónyuge y de repente se encuentra eliminado de esa tarjeta por algún motivo hubo, eso es una señal de que la tarjeta está en proceso de ser utilizada para algo que tal vez no le guste. Puede haber situaciones en las que tiene sentido hacer esto. Tal vez se encuentra en una situación en la que intenta mejorar los puntajes de crédito o le han robado una billetera. En esas situaciones, la opción de ser eliminado de una tarjeta de crédito conjunta es mutua y tiene una buena razón para ello.

El efectivo ha desaparecido

¿Su cuenta de cheques o de ahorros es más baja de lo que esperaba? ¿Su estado de cuenta indica un montón de retiros en cajeros automáticos que no esperaba? ¿A dónde fue ese efectivo?

Si tiene una cuenta de ahorros o cuenta de cheques compartida con su pareja, tiene derecho a saber a dónde va el efectivo de los retiros de cajeros automáticos. Claro, uno o dos al mes podría no ser un gran problema: las personas retiran dinero en efectivo para cosas como cenas de trabajo a veces y se olvidan de eso. Lo que está buscando es un problema real consistente en el que hay una cantidad de retiros considerables sin ninguna explicación real para ellos.

Nuestra solución a esto es no utilizar efectivo en gran parte. Rara vez utilizamos efectivo, lo que significa que los retiros de cajeros automáticos suelen ser algo bastante raro. De esta forma, todos los retiros de cajeros automáticos son elementos inusuales en nuestras declaraciones y, por lo general, se descubren muy rápidamente.

Su pareja es paranoica sobre cómo obtener el correo

Si su pareja está obsesionada con recibir el correo y “filtrar” antes de dejar que alguien más lo vea, entonces algo está mal. Si su pareja insiste continuamente en obtener un apartado postal, pero no puede ofrecer ninguna razón real para hacerlo, entonces algo anda mal.

El correo debe ser algo que sea totalmente accesible para ambos socios, con solo situaciones raras (como un regalo o algo similar) que impida esa apertura. Si su cónyuge muestra una gran incomodidad con su acceso a los estados financieros, entonces tiene una clara señal de un problema.

Su socio tiene muchas nuevas posesiones y experiencias

¿Tu pareja de repente tiene un teléfono nuevo o una tableta nueva de la que no hablaste? ¿Su pareja repentinamente disfruta de muchos buenos restaurantes cuando viaja por trabajo o, mejor aún, los disfruta a la hora del almuerzo? ¿Su pareja repentinamente tiene toneladas de ropa o zapatos nuevos?

¿Quién está pagando por estos artículos? ¿Los gastos aparecen en sus facturas? ¿Están impactando su presupuesto? ¿Has hablado de ellos en absoluto? De lo contrario, su pareja está gastando sin hablar con usted sobre eso, lo que es muy problemático porque usted es una gran parte de la solución para pagar esos artículos.

La mejor solución para esto es darle a cada persona una cantidad razonable cada mes para completar el “gasto libre” dentro del presupuesto, pero tenga algunas discusiones serias si esa cantidad se supera regularmente. Un monto de “gasto gratuito” brinda a los individuos la oportunidad de comprar cosas deseadas y disfrutar de experiencias, pero las mantiene bajo control.

Su socio de repente comienza a preocuparse por las dificultades financieras

Esto en realidad puede ser algo muy bueno. Puede ser extremadamente positivo si su pareja repentinamente tiene un cambio de opinión en lo que respecta a sus finanzas. También puede ser indicativo de un problema oculto de gastos.

¿Cómo puedes saber la diferencia? La gran señal es cómo manejan esa preocupación. ¿Lo manejan siendo paranoico sobre los saldos sin mirar o preocuparse por las declaraciones? Eso usualmente no es bueno. Por otro lado, es bueno si comienzan a evaluar afirmaciones línea por línea, están interesados ​​en presupuestar y admiten algunos de sus propios pasos equivocados de gasto.

Su compañero se vuelve extremadamente emocional cuando surgen temas de dinero

¿Su pareja reacciona con extrema emoción (lágrimas, ira innecesaria, evitación en frío) cuando aparece la idea de hablar sobre sus finanzas? Esta es una señal definitiva de que algo anda mal, y la infidelidad financiera es una posibilidad muy fuerte.

Claro, algunas personas son menos entusiastas que otras cuando se trata de hablar sobre asuntos financieros, pero una respuesta fuertemente emocional, especialmente negativa, apunta con fuerza a un problema más profundo. Independientemente de cuál sea la causa, una fuerte respuesta emocional a la discusión financiera es algo que ambos socios deben comprender.

Si su pareja está dispuesta a hablar, pero tiene problemas con el control emocional, tenga paciencia. Roma no fue construida en un día, después de todo. Si se niegan a hablar y todavía responden emocionalmente, entonces debes considerar nuevos enfoques.

Su pareja se involucra en un pasatiempo financieramente adictivo

Tal vez su pareja disfruta el juego. Tal vez su pareja disfruta jugando a la lotería o tiene gusto por el alcohol o los cigarrillos. Todos estos pasatiempos, y muchos otros, pueden ser increíblemente adictivos. Puede encontrar fácilmente gastando mucho más de lo que jamás haya esperado. Si su pareja tiene un pasatiempo que puede ser un drenaje financiero constante, esté atenta. No es una garantía de infidelidad financiera de ninguna manera, pero deja la puerta abierta en el futuro. A menudo, otras presiones personales pueden hacer que la gente arroje dinero a sus pasatiempos y si hay un pasatiempo sentado allí que puede absorber una gran cantidad de efectivo, puede ser una verdadera tentación.

Su socio miente a otros sobre los gastos

Si oye que su pareja tergiversa su estado financiero en una conversación, esto podría ser una señal de advertencia de que están dispuestos a engañarlo con respecto a su situación financiera compartida.

La mayoría de las veces, las personas eligen decir poco sobre sus finanzas o eligen sus hechos de manera selectiva. Activamente mentir acerca de las finanzas de uno es un gran paso más allá de eso e indica una voluntad de participar en el engaño financiero activo. Cuando surgen finanzas en mi situación social, casi siempre evito el tema cuando se trata de describir mi propio estado. Si hablo de eso, generalmente me concentro en nuestras estrategias frugales, no es necesario mentir. No creo haber escuchado a Sarah decir algo falso sobre nuestras finanzas, que es algo por lo que estoy agradecido.

Su socio de repente se vuelve excesivamente financieramente generoso con usted, y usted no puede entender cómo
A veces, las personas se sentirán culpables de su infidelidad financiera (u otras formas de deshonestidad) y tratarán de “compensar” por ser demasiado generosos. Piensa en la imagen tradicional de traer flores a casa cuando se comete un error. Si su pareja repentinamente le está comprando muchas cosas de la nada, si nada más significa que están gastando dinero de maneras inusuales, lo que vale la pena considerar. También puede ser una señal de que hay algo más en el trabajo.

¿Qué puedes hacer?

La infidelidad financiera no es el final de un matrimonio de ninguna manera, pero es una señal de que su matrimonio necesita algún trabajo. Hay muchas cosas que puede hacer si sospecha de infidelidad financiera.

No acuses

Si sospecha de infidelidad financiera, una de las peores cosas que puede hacer es imponer una gran acusación o atacar. Lo primero que debe hacer es descubrir exactamente cuál es el problema. ¿Qué está pasando exactamente? ¿Cómo exactamente ese evento (o grupo de eventos) se interpone en el camino de otra cosa que deseas?

Al final, eso es infidelidad financiera. Tu compañero está trabajando para un objetivo diferente al tuyo. Tal vez se están enfocando completamente en objetivos a corto plazo. Tal vez están esperando un futuro diferente al tuyo.

Una acusación es simplemente decir que considera que sus objetivos son más importantes que sus objetivos, por lo que inmediatamente lo convierte en una pelea de valores. No acuses En su lugar, reúna datos e intente comprender cómo esos hechos impiden el avance hacia la meta que creía que estaban trabajando. Es mucho más difícil enojarse con ese tipo de perspectiva.

Sé completamente financiero abierto

Si desea claridad financiera de su socio, necesita ser claro en la mesa. Todos los enunciados con su nombre deben estar abiertos para su socio y cada línea de pedido debe estar abierta a dudas. Si espera poder hacerle esto a su pareja, debe estar completamente abierto a este tipo de preguntas de su socio.

Si te parece incómodo, ¿por qué? ¿Estás llevando a cabo algún tipo de infidelidad financiera tú mismo? Si no está dispuesto a abrirse completamente a su pareja, está creando un problema tan grande como el de su compañero. Rompe tus propios bloqueos. Si no puede alcanzar la honestidad completa, ¿cómo puede realmente esperar la de su pareja?

Proponer un chequeo financiero completo para ambos

Una vez que se sienta listo para abrir y realmente comprenda cuál es su preocupación, sugiera que se reúna con su socio para revisar sus finanzas y hablar sobre dónde desea ir en el futuro. Sugiero enfáticamente centrarse en los objetivos de la vida al principio porque, a medida que exploras los objetivos de la vida, inevitablemente surgirán problemas financieros.

Elija un momento en el que tenga una buena parte del día para hablar de estas cosas. Debe suponer que habrá algunos descansos y probablemente algo saludable para su relación después, como una fecha.

Trabaja en Metas Eres Apasionado

Como cualquier pareja, vas a tener algunos objetivos compartidos y vas a tener algunos objetivos que divergen. Eso es saludable y normal. Lo que no es saludable es cuando permites que tus metas personales crezcan hasta el punto en que impulsan metas compartidas.

Asegúrese completamente de que estos sean objetivos verdaderamente compartidos y de que no solo está presionando sus propias ideas para alcanzar los objetivos de su pareja. Si su pareja no valora este objetivo desde adentro , será difícil para su pareja cumplir con esos objetivos.

Prueba este enfoque. Siéntese por separado y haga una lista de los diez objetivos que son realmente importantes para usted . No te preocupes por tu pareja en lo más mínimo. ¿Qué cosas que quieres de la vida en los próximos cinco o diez años o el resto de su vida? Haz una lista de diez cosas. Pueden ser más grandes, pueden ser más pequeños, lo que sea.

Cuando cada uno tenga una lista, reúnanse y vean cuáles se superponen. La mayoría de las parejas tendrán algunas que se superponen bien y otras que no se superponen en absoluto. De acuerdo a centrarse en conjunto en los elementos que se superponen encima de los demás. De esa forma, trabajas para lograr grandes metas que te importan internamente y que a tu pareja le importan. Es un objetivo motivado tanto interna como externamente.

Perdonar

Piensa en una situación en la que hayas cometido un error. Seamos honestos. Todos somos humanos. Todos hacemos cosas que lamentamos, generalmente porque ponemos una emoción o deseo a muy corto plazo por encima de un plan o meta a largo plazo.

¿Cómo le gustaría que su pareja responda a ese error? Piénsalo. En su mundo ideal, ¿qué haría su cónyuge cuando se enfrenta con un gran error que ha cometido? Probablemente, querrás que tu cónyuge realmente te perdone.

Ahora, si quieres un cónyuge que haga las cosas de esa manera, el primer paso es hacer las cosas de esa manera. Perdona los errores de tu pareja. Déjalos ir. Mire en cambio cómo avanzar desde aquí.

Discutir las expectativas de gastos revisados

Cuando comiences a hacer cambios en tus objetivos, vas a necesitar directamente realizar cambios en tus gastos. Existen muy pocos grandes objetivos de vida sin algún tipo de consecuencia financiera, por lo que deberá asegurarse de que sus opciones financieras respalden los grandes objetivos de la vida que comparte.

Puede ser difícil. No esperes que vaya a la perfección. Solo hablen sobre las cosas que ambos pueden hacer para que ese objetivo se haga realidad. Si está pidiendo a su socio que reduzca el gasto en un pasatiempo que le apasiona, busque formas en las que también pueda dar algo importante a la meta. Si se trata de un objetivo compartido y espera que su pareja se estire para alcanzarlo, también debe estirarse para alcanzarlo.

Esto es mucho más fácil con el software de presupuesto. Por eso, recomiendo altamente que necesites un presupuesto . Hace un gran trabajo para ayudarlo a trabajar a través de las realidades de sus gastos y descubrir cómo lograr los grandes objetivos que desea alcanzar.

Comience un Fondo de Emergencia Personal

Si le preocupa que estos esfuerzos no hagan que las cosas vuelvan a estar en orden, tendrá que recurrir a medidas más extremas. El primer paso que sugiero es comenzar un “fondo de emergencia personal”. Esto es dinero que usted ha reservado para que las decisiones financieras desastrosas de su pareja no lo arruinen personalmente. Deje de lado un poco de dinero cada semana en esta cuenta para que, si las cosas llegan a un punto crítico, no se vea atrapado en el desastre. No lo ocultes, pero no le hagas un gran problema al respecto. Simplemente diga que está construyendo una “red de seguridad” y déjelo así.

Buscar consejería

Si encuentra que las discusiones financieras no funcionan y que la infidelidad financiera todavía está ocurriendo, debe buscar asesoramiento matrimonial.

Lo que ofrece el asesoramiento matrimonial es un sistema estructurado donde las personas pueden hablar sobre los desafíos de su relación sin tener que idear ellos mismos esa estructura. Para algunas parejas, eso puede ser increíblemente útil a medida que exploran sus desafíos matrimoniales. Para otras parejas, puede que no sea útil en absoluto.

Si realmente estás luchando con la infidelidad financiera y la confianza en tu relación, dale una oportunidad al asesoramiento, especialmente antes de renunciar a la relación.

Pensamientos finales

La infidelidad financiera puede ser un asunto muy difícil de superar en una relación. A menudo es un síntoma central de dos personas que no se comunican bien y tienen visiones diferentes para su futuro, lo que se suma a una relación dañada que solo cojea. La infidelidad financiera puede superarse, por supuesto, pero requiere un esfuerzo honesto por parte de ambos miembros de la relación. Las acusaciones no resolverán el problema, ni la ira. Lleva tiempo, requiere comunicación y requiere calma. Si no puedes llevarlos a la mesa tú mismo, eres una gran parte del problema.

Avanzar no se trata de “ganar” o “perder”, se trata de encontrar una nueva dirección que funcione para ambos.

Buena suerte.

Share