Más colombianos en ranking de millonarios del mundo

Tras 16 años Carlos Ardila Lulle vuelve tomar puesto entre los hombres con fortuna superior a US$ 1.000 millones; debuta Jaime Gilinski. Ahora son cinco los colombianos en el ranking, pues en el último año llegaron tres.

Jaime Gilinski.

Foto: Portafolio.co

La fortuna total de los cinco colombianos es de 34.500 millones de dólares, frente a 23.600 millones de dólares en 2012. El ‘guajiro’ Alvaro Saieh, dueño de CorpBanca, está entre los ricos más grandes de Chile, con 3.000 millones de dólares y 458 en el mundo.

El buen momento económico del país y los pasos de animal grande que están dando sus empresas para convertirse en multilatinas ponen a más magnates colombianos en la lista de billonarios del mundo, hombres cuya fortuna supera los 1.000 millones de dólares.

También el país está igualando a Argentina, que también tiene cinco magnates en la lista Forbes, y país al que Colombia superaría como la tercera economía más grande de Latinoamérica.

En los últimos cinco años, la economía colombiana creció a una tasa promedio anual de 4,4 por ciento y en 2011 la inversión en el exterior, fortalecida por la revaluación del peso, ascendió a 7.800 millones de dólares.

Así las cosas, en la lista revelada ayer por la revista Forbes se ubica a Luis Carlos Sarmiento Angulo en la posición 64, a Alejandro Santo Domingo en la 82 y a Woods Staton en la 1.268. Sin embargo, se sumaron de un año a otro al escalafón Carlos Ardila Lulle, en el escalón 225, y Jaime Gilinski, en el 613.

Aunque Gilinski sorprendió por su aparición, pues el fin de semana la tradicional publicación adelantó en la página web su inclusión entre los ricos más poderosos del planeta, no es menos con Ardila, timonel de la Organización Ardila Lülle (OAL) y dueño, entre otras compañías, de Postobón, RCN Televisión, Atlético Nacional, RCN Radio, Los Coches (distribuidora de carros) e Incauca.

Aunque Forbes no da cuenta de la metodología que usa, Ardila aparece con una fortuna de 5.400 millones de dólares, luego de estar ausente por 16 años de la tradicional lista de multimillonarios de la revista.

La aparición de Ardila también colma las expectativas de quienes no se explicaba por qué el magnate criollo no reaparecía en la lista, tras el saneamiento de las finanzas de una de sus empresas insignias, Postobón.

A finales del siglo pasado, la productora de gaseosas sufrió los efectos del alto endeudamiento, la crisis de la economía en 1999 y la entrada de su capitán al negocio de cerveza.

En los 90, Ardila intentó competir con Bavaria y creó Cervecería Leona, lo que lo llevó a un alto endeudamiento y a la posterior venta a su competidora, entonces propiedad del Grupo Santo Domingo y a la cual había ‘amenazado’ con desplazarla del primer lugar del negocio cervecero, objetivo que no logró cumplir.

Sin embargo, tras la reestructuración y mejoría de su negocio, el Ebitda (utilidad antes de impuestos y otros) de Postobón pasó entre 1999 y 2011 de 84.000 millones de pesos a 537.000 millones. También se empezó a expandirse sin deuda, con el flujo de caja y recursos propios.

En estos 12 años, Postobón también triplicó los ingresos provenientes de gaseosas, que, no obstante, pasaron de representar el 70 al 57 por ciento del negocio total, pues ahora es una compañía diversificada, entre otros productos, con jugos, bebidas de té, energizantes y aguas.

Además en 1999, solo vendía 590.000 millones de pesos y en el 2012 habría alcanzado unos 2,3 billones, según datos proyectados recientes que suministró la empresa a este diario.

Con el aumento de los ingresos en los hogares, el mercado nacional de refrescos creció un 71 por ciento durante ese lapso, hasta 7.700 millones de dólares en 2011, según la firma Euromonitor International. Incauca, otra empresa de Ardila, por su lado, es la productora más grande de azúcar de Colombia.

El multimillonario también tiene inversiones en Peldar (vidrio) y Crown (productora de tapas), lo cual lleva su patrimonio a 7.400 millones de dólares en el Índice de Multimillonarios de Bloomberg que se publicó a finales del 2012.

Otra causa del resurgimiento de Ardila en los rankings de billonarios del orbe se debe a que también salió de negocios no estratégicos como Coltejer (2008) y Coltefinanciera, para pagar deuda y fortalecer a Postobón y el negocio azucarero.

Según Forbes, entre los nuevos negocios más recientes de Ardila Lüle está uno en 2012 con Rupert Murdoch, para crear un canal en español dirigido a los hispanos en los EE.UU. y competir con Telemundo y Univisión. También incursionó en la producción de etanol.

Gilinski

Jaime Gilinski es dueño, entre otros negocios, del Banco GNB Sudameris, Servibanca, Productos Yupi, Plásticos Rimax y activos inmobiliarios en EE. UU. y Panamá, que Forbes avalúa en 2.400 millones de dólares. También adelanta la compra de los activos del banco inglés HSBC en Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay, por 400 millones de dólares.

Los analistas consideran que dicha adquisición resulta positiva para la estrategia de crecimiento de Banco Sudameris, pues le permite aumentar la cuota de mercado en Colombia y diversificar la operación hacía países con diferentes potenciales de crecimiento económico.

La entidad financiera también tiene un alto posicionamiento en el segmento de créditos por libranza, con una participación de mercado del 7,93 por ciento. Servibanca tiene, entre tanto, presencia en unos 450 municipios con una red de 1.800 cajeros electrónicos.

Sarmiento Angulo

luis carlos

Luis Carlos Sarmiento Angulo -el primer colombiano ubicado en la lista Forbes, con una fortuna de 13.900 millones de dólares- tuvo un ascenso de 1.500 millones y se mantuvo en la posición 64 de Forbes. El banquero y su hijo Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez lideran el Grupo Aval, uno de los grupos bancarios más grandes de Colombia y Centroamérica. El año anterior fue una de las empresas criollas con mayores ganancias, al sumar 1,52 billones de pesos.

Además, colocó en tiempo récord hace pocas semanas una emisión de bonos en el mercado internacional por 1.000 millones de dólares, que fue sobredemandada cinco veces. En julio de 2012, Sarmiento Angulo también anunció una alianza con los hoteles Hyatt para construir un Grand Hyatt en Bogotá. Además aumentó su participación accionaria en Promigás, unos de los principales transportadores de gas, a 44,7 por ciento.
El año pasado, Sarmiento también adquirió el control total de El Tiempo Casa Editorial.

Los Santo Domingo


Por su lado, Alejandro Santo Domingo Dávila se ubicó con 11.700 millones en la lista Forbes 2013 y subió 15 puestos respecto a 2012.

Además de tener cerca del 14,2 por ciento de las acciones de la multinacional surafricana SABMiller, una de las tres cerveceras más grandes del mundo, la familia Santo Domingo es dueña de Valórem. Este portafolio incluye, además, a Caracol Televisión, Suppla (logística), Biofilm (plásticos), Cine Colombia, IcckNet (tecnología), Ditransa, Koba International Group (comercio al por menor), Reforestadora de la Costa y Canal Clima (portal de información meteorológica).

Dicha holding también controla indirectamente a Stock Models, DataIFX (otra empresa de contenido de información), Naviagro y Sugranel.

Valórem agrupa también la mayoría de las inversiones en Colombia de la familia Santo Domingo, mientras que negocios como el inmobiliario y el 14,2 por ciento de SaBMiller lo operan a través de las firmas Terranum y Bevco, respectivamente.

La familia Santo Domingo también es accionista minoritaria de CorpBanca (Chile) y del banco de inversión brasileño BTG Pactual, así como del fondo de capital Quadra Advisors, que es socio del portal de ventas de ropa y moda por Internet Dafiti.

Woods Stanton

Woods Staton
Un colombiano ‘menos rico’ en la lista Forbes es Woods Staton, nacido en Medellín en 1950, y quien el gestor de Arcos Dorados, la empresa que tiene la franquicia de la multinacional Mc Donald’s para Latinoamérica y algunos territorios del Caribe.

En 2012, apareció con una fortuna de 1.700 millones de dólares y en el puesto 764, pero este año bajó a 1.100 millones de dólares y al lugar 1.268.

El magnate, que nació en Medellín, hizo su fortuna en Argentina y se siente paisa, se afectó según Forbes por un crecimiento más lento de lo esperado de Arcos Dorados y la depreciación de la moneda brasileña frente al dólar, su mercado más grande.

Share